Cultivo y colecta del nauplio de Artemia salina (eclosionador de botella)

El Nauplio de Artemia salina

La Artemia salina es es una especie de crustáceo que se utiliza particularmente en sus primeros estadios (nauplios) para su empleo en acuariofilia como alimento vivo, para alevines y peces pequeños. En nuestro caso, y como criadores de Bettas, el nauplio de Artemia salina es, en mi opinión, indispensable para obtener los mejores resultados posibles junto a otros factores, también importantes, como los cambios de agua y la temperatura.

1

 

Huevos de Artemia salina

Para alimentar a nuestros alevines con nauplios de Artemia salina, primero debemos hacer eclosionar huevos de Artemia salina*. Estos huevos los podemos adquirir en establecimientos de acuariofilia. Hay diversas marcas que comercializan huevos de Artemia salina en botes y, o sobres. La calidad de los huevos se conoce a través de la tasa de eclosión que nos indica la marca en tanto por ciento. Por ejemplo, huevos de artemia con una tasa del 60% nos indica que el 40% de los huevos no van a eclosionar. Sin embargo, huevos de artemia con una tasa de eclosión del 90% ya nos indica que van a eclosionar practicamente todos los huevos; con lo cual, la calidad es mucho mejor ya que vamos a obtener mas nauplios. Conviene saber, que para que los huevos no se echen a perder, se recomienda almacenarlos dentro del frigorífico.

2

¿Cómo eclosionar los huevos de Artemia salina?

Para que eclosionen los huevos de Artemia salina, se deben incubar en agua salada y a una temperatura preferiblemente de 25-30ºC para que la eclosión de los huevos se efectúe en un periodo de 24 horas. De lo contrario, si la temperatura fuera inferior, el periodo de eclosión será mas largo y nos llevará mas tiempo disponer de los nauplios.

¿Qué necesitamos?

  • Artemiero comercial, o botella con tapón de 1 a 2 litros de agua.
  • Tubo de aire de acuario.
  • Bomba o comprensor de aire.
  • Tamiz para recolectar los nauplios de Artemia salina.
  • Huevos de Artemia salina.
  • Sal marina “sin yodo”.
  • Embudo.

En mi caso, utilizo un artemiero comercial de botella. Y no deja de ser eso, una botella. La única diferencia es que tiene un pitorrillo de salida que es muy interesante para recolectar los nauplios posteriormente.

3

Incubación

  1. Echar sal marina “sin yodo”

Pesar 25 gr de sal por cada litro de agua y verterlo en la botella.

4 5

  1. Echar una cucharada pequeña de huevos de Artemia salina

7

  1. Rellenar con agua el artemiero

En este caso rellenar hasta la línea roja del artemiero. En un artemiero casero, dejar 1/4 sin agua.

8

  1. Puesta en marcha

Colocamos el tapón del artemiero, quitamos el  pitorrillo de aire, colocamos el artemiero con el pitorrillo hacía arriba, y conectamos el comprensor de aire al que está conectado.

3

10 11

Colecta

  1. En reposo

Desconectamos el artemiero del comprensor de aire, colocando la tapa en el pitorrillo de salida, y lo dejamos reposar dentro de un recipiente varios minutos para que las cáscaras de los huevos eclosionados suban a la superficie, y los huevos no eclosionados se queden en el fondo. Seguidamente, posamos el artemiero inclinándolo, de tal manera, para que no asiente en llano el fondo y tenga inclinación. De esta manera solamente saldrá por el pitorrillo de salida el nauplio de artemia y nos evitaremos sacar huevos no eclosionados y cascaras de los huevos que sí eclosionaron.

12 13

  1. Colecta

Mientras sigue cayendo, a través del pitorrillo de salida el nauplio de artemia, podemos colocar debajo el tamiz hasta llenarlo con la cantidad de nauplios que deseemos. De lo contrario, también podemos recolectar el nauplio de Artemia dejando una luz apuntando directamente a una de las esquinas del recipiente de recolecta para que todas los nauplios se concentren allí. Finalmente, y con la ayuda de una jeringuilla succionamos la cantidad deseada y la filtramos por el tamiz de tal manera que el agua filtrada vuelva a caer en el tamiz.

14

  1. Pasar el tamiz con los nauplios por agua del grifo (endulzar artemia)

Para eliminar la salinidad de los nauplios de Artemia, pasaremos el tamiz por debajo del grifo y lo filtraremos con agua varias veces.

15

 

Alimentamos a nuestros alevines

Vertemos el tamiz, ya limpio de sal, por el tanque de cría dónde tenemos a nuestros pequeños y preciados alevines.

<< Un día después de que los alevines naden horizontalmente comenzamos a emplear nauplios de artemia. Es posible que en un principio no lo coman por el pequeño tamaño de los alevines por eso es importante ir echando poca cantidad de alimento hasta que veamos que lo comen (se les aprecia una barriguita de color anaranjada cuando comen nauplio de artemia). Los alimentaremos 2-3 veces al día. >>

16

17 18

Cultivo del Nauplio de Artemia salina

Cada día estaremos eclosionando nauplios de Artemia salina, repitiendo todo el proceso. Sin embargo, de un día para otro nos puede sobrar nauplio de Artemia salina. En este caso, y para que no se nos eche a perder, lo que haremos será lo siguiente:

  1. En el recipiente dónde recolectamos el nauplio colocamos un tubo de aire con difusor de burbujas para oxigenar el agua.
  2. Echaremos espirulina o agua verde (agua reposada en la ventana a luz directa que produce algas).

De esta forma podremos cultivar nuestros nauplios de Artemia salina. Incluso engordarla en su estado adulto “Artemia salina” para alimentar a ejemplares mayores.

Deja una Respuesta

2 Comentarios on "Cultivo y colecta del nauplio de Artemia salina (eclosionador de botella)"

Notificarme
avatar
Ordenar por:   El más nuevo | Más antiguo | Más votado
Armando Vargas Monreal
Huésped

Gracias por el artículo

wpDiscuz